Regresar a Apostille
    Construir la imagen del otro:
El Gallo Pitagórico pinta al francés en 1842

2010-02-03

“Los franceses lo emprenden todo, se mezclan en todo, y lo que es peor, disputan de todo. Su pronunciación es muy fuerte, su idioma muy nasal; cada francés habla más que ocho locos […] No había ópera, comedia, concierto, paseo ni espectáculo público que yo no presenciara y concurriera con mi contingente de vivas, aplausos y aún versos, porque no hay una nación debajo de las estrellas más propensa a la diversión que la francesa. Y ¿qué diré de la galantería? Jamás pierde un francés la ocasión de requebrar a una dama, aunque siempre todo el gasto lo hace la lengua y ninguno la bolsa: Beaucoup de bons mots y point d'argent. […] Son naturalmente afectuosos, y cuando están apasionados, no hay hipérboles que les parezcan exageradas, ni promesas que juzguen impracticables. Los franceses, en su mayoría, no sólo aman, sino que veneran con cierta especie de fanatismo a Napoleón…”

En 1842, a escasos veinte años del nacimiento de México, Juan Bautista Morales, periodista y constituyente, publicó una columna satírica con el título de “El Gallo pitagórico”. Se editó como libro en 1845 y tuvo varias reimpresiones. En esa época de definición de la identidad mexicana, el autor usa la metáfora de un gallo que se introduce en el cuerpo de un inglés, un francés, un angloamericano y un mexicano para entender las diferencias… y buscar la identidad propia. Esto nos lleva a preguntar ¿qué imágenes sobre los franceses se fueron construyendo en México a lo largo del siglo XIX y XX ?

Fuente: Juan Bautista Morales, El Gallo Pitagórico, México, UNAM, 1940.

Javier Pérez Siller