Charles Dubois:
Es difícil leer estas interesantes cartas, ¿por qué no las transcriben?